ArtistaObraContacto

Vanessa Rivero

La obra de la artista circula por territorios donde elabora una suerte de denuncia sobre lo que nos deforma como sociedad pero que al mismo tiempo es parte intrínseca de nuestra estructura como grupos humanos.

Vanessa Rivero explora elementos que están presentes de manera constante y a los cuales terminamos adaptándonos sin importar cuanto nos disgusten y perturben, o ante los que establecemos batallas generacionales en la búsqueda de una victoria que implicaría transformar radicalmente nuestro entorno. La artista compone a través de la experiencia propia, pero este carácter empírico está también sustentado en la observación acuciosa de fenómenos sociales y su intromisión voluntaria o involuntaria en los mismos. Interviene en los espacios que le podrían ser ajenos y se incorpora a ellos para comprenderlos mejor con el propósito de no crear imposturas a partir de una concepción creada con demasiada prisa o juicios a priori. La violencia que transcurre en el espacio interior de las familias, los tópicos culturales más asimilados pero que tienen todo un entramado de relaciones entre historia, entorno y comportamiento, son parte de la base de las narraciones visuales que arma a través de la fotografía, el video, la pintura, la escultura, el arte objeto y en conjunto para la instalación. Esa línea de trabajo la ha construido a lo largo de 16 años de trayectoria, en los que ha desarrollado una narrativa propia cuya muestra viaja más allá de los límites de Yucatán en diversas exposiciones individuales y colectivas. Su obra se ha presentado en México, Estados Unidos, Taipei, Costa Rica, República Dominicana, Cuba, El Salvador, Venezuela y España. Además de ser co-fundadora y directora de Frontground / Galería Manolo Rivero, se ha dedicado en los últimos años a compartir su experiencia y conocimientos como docente.

Territorio K (2011)
Barro cocido, barro crudo, semillas, cera, madera, comején, carbón/ pared, video.
Medidas variables

En Territorio K la investigación del paisaje gira en tono a las estructuras familiares que generan comportamientos, relaciones y sobretodo pequeñas y grandes luchas de poder, afectando siempre nuestra identidad. Utilizo el cerdo, la casa y los hongos, elementos que a la vez que acompañan muy de cerca la vida familiar, tienen una fuerte carga de significación tanto positiva como negativa según quién los mire, tal como sucede en todo lo relacionado a la vida en sociedad.

[contact_form]