ArtistaObraContacto

La Costa Yucateca

Ch’ech’enkih, es una palabra en lengua maya que se usa para referirse a lugares donde no se escucha nada, donde todo está quieto, como si estuviera vacío. Ch’ech’enkih es también el nombre que adopta un proyecto interdisciplinario que conjuga paisaje sonoro, poesía, fotografía y diseño.

Karín Mijangos, creador y gestor cultural desarrolló la base de este proyecto a partir de la aplicación de algunos ejercicios del libro Hacia una educación sonora de Murray Schafer, a cinco ecosistemas de Yucatán. Los resultados literarios de estos ejercicios emergen de la aproximación al sonido como una textura presente, descontextualizando los registros hasta lo posible, separando al emisor del entorno y buscando otras maneras de expresar la magnitud, la sencillez, el colorido y la belleza de estas experiencias a través de la literatura. El resultado poético se enriquece con el trabajo de otros creadores, quienes traducen el lenguaje de la naturaleza para transportar los ecosistemas a las salas de exposición a través de fotografía, video e instalación. Bajo el título, La Costa Yucateca: Imágenes y sonidos para volar, se presentan registros aéreos del fotógrafo José Luis Fajardo Escoffié, audios de diferentes humedales mezclados por Ricardo Katsuya y una instalación en la cual se tradujeron al sistema de escritura braille los textos poéticos que forman parte del proyecto, lo anterior, en conjunto con un video realizado por el artista visual Omar Said, formó parte de una exposición realizada en junio de 2013 con el apoyo del Fondo Municipal para las Artes Visuales del Ayuntamiento de Mérida.

La Costa Yucateca: Imágenes y sonidos para volar
35 fotografías aéreas de la costa yucateca realizadas por José Luis Fajardo Escoffié
Instalación de paisajes sonoros y traducción al sistema de escritura braille por Karín Mijangos
Audios mezclados por Ricardo Katsuya
Video por el artista visual Omar Said